Hacer amigos en un ambiente profesional puede ser difícil cuando vienes de una cultura diferente y el idioma cambia. En nuestra guía para hacer amigos en un lugar de trabajo español te contamos diferentes maneras para que puedas tener una conexión instantánea con tus compañeros y superar las barreras culturales y de lenguaje que crees que se interponen en tu camino.

Tomar algo

Anímate a tomar algo con un compañero después del trabajo o queda para tomar un café antes de trabajar. Los españoles se socializan mucho en el trabajo, y por eso no es inusual quedar después del trabajo para tomar algo. Por lo tanto, acostúmbrate a socializarte antes, después y durante el trabajo.

Muestra interés en su región

Casi todos los españoles tienen un pueblo y las diferencias regionales en comida y bebida provocan variedad de ofertas culturales. Los españoles suelen tener mucho cariño a su pueblo (lo consideran como su casa, y vuelven a menudo porque sus padres o abuelos viven allí). Tienen una fuerte afinidad con cualquier cosa de su tierra, así que, si hablas con alguien de la Rioja, puedes sorprenderle con tu amor por el vino riojano, o si ese alguien es de Valencia puedes hablarle de lo mucho que te gusta la paella valenciana. Recuerda preguntarles sobre su pueblo si han estado allí hace poco. Para muchos españoles hablar de su pueblo hace que se les iluminen los ojos y generen sentimientos de felicidad.

Conectar a través de la comida

Los españoles son amantes de la comida. Sus días se organizan dependiendo de las comidas (no debes decir “buenas tardes” antes del almuerzo, no importa lo tarde que sea la hora de comer) y todos tienen su plato favorito, su región gastronómica preferida y su cocinero o cocinera preferida (normalmente suelen ser sus madres). Su pasión por la comida hace que rara vez rechacen una invitación para comer. Aunque los españoles suelen insistir en que su comida es la mejor, y normalmente destacan que la mejor es la de su región, siempre están abiertos a probar la oferta gastronómica de otras culturas, así que, ofrecer algo de tu país de procedencia es una buena forma de conectar y crear interés en tu cultura.

Prueba tu español

Aunque puede que no tengas un español perfecto, o incluso fluido, hacer el esfuerzo de hablar español con tus compañeros será un gran avance. Los españoles son muy pacientes con los extranjeros cuando tratan de hablar su idioma, y todo el mundo estará encantado de darte consejos, opiniones y enseñarte expresiones locales, por lo que hablando español no solo harás amigos, sino que también tendrás a alguien con quien practicar a menudo.

Entender su cultura

Tus compañeros españoles puede que lleguen tarde de vez en cuando y te interrumpirán mientras estés hablando, pero eso no significa que te quieran ofender. Ambas cosas ocurren en el lugar de trabajo, pero suele ser más habitual entre amigos y familiares, por lo que, cuanta más confianza tengan contigo, más probabilidades hay de que lleguen tarde o te interrumpan.

Compartir los días de puente

Los puentes (cuando tienen días libres entre el fin de semana y un día festivo) son muy valorados por los españoles y cada año les corre más prisa por obtener días libres para poder coger los mejores puentes antes de que otra persona lo reserve. Reservar todos los puentes antes que nadie es una manera automática de perder amigos, así que asegúrate de no acaparar todos esos días, o incluso, ofrecer alguno de los tuyos a un compañero si lo necesita, así harás un amigo al instante.